Hueso de mis huesos

 

Exclamó el hombre ¡Al fin! ¡Esta es hueso de mis huesos y carne de mi carne! Ella será llamada mujer porque fue tomada del hombre. Génesis 2:23

 

Dios diseñó y equipó al hombre y a la mujer para realizar diferentes tareas, pero todas estas tareas apuntan a la misma meta: honrar a Dios.

El hombre da vida a la mujer; la mujer da vida al mundo. A cada rol le corresponden privilegios exclusivos; no se admite el pensamiento de que un género sea superior al otro.

Dios dio el matrimonio como un regalo para la humanidad. Instituido por el Señor, para permanecer unidos, no por conveniencia sino para complementarse el uno con el otro.

 

Podcast

Enciende el altavoz y/o conecta los auriculares, dale play y sube el volumen.